La facilidad demostrada de nuestros equipos a la hora de realizar despegues y aterrizajes en las zonas mas difíciles nos lleva a poder hacer seguimientos de obras, in situ, día a día, con la ventaja de que el propio piloto es capaz de ir cambiando el ángulo de visión de forma física y de esa manera poder obtener las mejores fotografías de las obras a seguir.

La percepción humana sobre la zona a fotografiar se vuelve muchísimo mas efectiva y resolutiva en caso de imprevistos como cambios de luz o exposición, que con otro tipo de medios mecánicos cuya visión se realiza a traves de monitores en tierra. Por lo que el resultado de dichos trabajos son  siempre los mas efectivos y concretos.

La ventaja del vuelo directo es que siempre pueden ser modificados los parámetros e instrucciones durante el propio vuelo a gusto del cliente con sistemas de comunicación tierra-aire.

Contacta con nosotros.

Escríbenos y te contestaremos lo más rápido posible.

Not readable? Change text. captcha txt